Joaquín Bustos: un esgrimista Sebastiano representó a Chile en el Mundial de Egipto

Conoce los pormenores de la participación de uno de nuestros Embajadores Deportivos USS en la tierra de los faraones.

Conoce los pormenores de la participación de uno de nuestros Embajadores Deportivos USS en la tierra de los faraones.

 

Joaquín Bustos, estudiante de la sede Santiago, es uno de nuestros Embajadores Deportivos USS que practica tal vez una de las disciplinas más inusuales dentro de este destacado grupo: la esgrima. Recientemente, tuvo la oportunidad de representar a Chile en el Mundial de Esgrima disputado en Egipto. Joaquín se dio el tiempo de conversar con nosotros y de compartir un poco acerca de lo que significó para él este Mundial, así como su entretenida historia y logros deportivos.

 

USS: Qué te llevó a practicar esgrima, una disciplina deportiva no muy extendida en nuestro país? ¿Cómo llegaste a ella? 

 

J: Cuando vivía en Antofagasta estaba estudiando en el colegio “The Antofagasta British School” y bueno yo siempre fui un niño súper inquieto, entonces mis papás me llevaron al psicopedagogo y esta persona les recomendó que me pusieran a practicar un deporte individual y en el colegio estaba la academia de esgrima que la impartía un profesor bastante estricto, entonces fue perfecto para ellos. Yo al principio no quería entrar y me metieron igual, luego de un año practicando el deporte empezó a gustarme mucho y también noté que se me hacía bastante fácil entonces me quedé.

 

USS: Cuéntanos qué significó para ti participar en un torneo mundial. ¿Qué te pareció Egipto como país? ¿Qué tal te pareció el nivel de competición que encontraste allí? ¿Nos puedes contar algunas anécdotas de tu estadía? 

 

J: Respecto del mundial, este fue mi 4to mundial de esgrima, ya había participado en otros como el de Plovdiv, Bulgaria 2017; Verona, Italia 2018 y Torun, Polonia 2019, estaba también con los pasajes listos al mundial de Salt Lake City, USA 2020 pero se canceló por la pandemia, considerando esto ya tenía bastante experiencia en este torneo pero siempre se siente como la primera vez y también siempre es un honor llegar a la mayor instancia mundial de mi categoría donde van los mejores de todos los países del mundo, así que fue otra experiencia increíble.

 

Bueno, Egipto lamentablemente no pude ver mucho más que el hotel y el complejo de la competencia, también vi las calles pero siempre desde el bus, este Mundial se realizó con una cantidad de protocolos bastante grande y súper estrictos, porque es un evento que reúne muchísimas personas y con lo que está pasando se requiere de esas medidas para llevarlo a cabo, así que me quedé con las ganas de visitar las pirámides, pude haberlas visto en la ventana del avión pero para mi mala suerte mi fila era la única sin ventana en todo el avión, pero si fue bacán ver un poco de la ciudad desde el bus, y rodearme de una cultura muy diversa. Eso sí, la gente allá para movilizarse, sobre todo en vehículos motorizados, es todo un caos, comparado con otros países jamás había presenciado tal desorden en las calles, pero la gente es muy amable o por lo menos los que estaban relacionados a la competencia como voluntarios y organización.

 

 

Respecto del nivel de la competición la verdad es que siempre es difícil y siempre hay gente nueva compitiendo que están un año entero entrenando para esto y siempre llegan nuevos talentos, fue una competencia bastante dura.

 

Sobre la estadía, el hotel era muy bueno, 5 estrellas, jamás en un viaje por deporte me había quedado en un hotel así, pero esta vez tampoco es que hubiesen opciones ya que parte de las reglas era quedarse en los hoteles designados por la organización que tenían que cumplir con los protocolos sanitarios y todo eso, entonces en hoteles de menos de ese nivel no era probable que se cumplieran. En el hotel se quedaban casi todos los países, los que no se quedaban fueron la mayoría de Sudamérica que se quedaron en otro hotel, pero estábamos con los europeos y algunos de Asia, Medio Oriente, América del Norte, etc. Así que había mucho para socializar pero siempre cumpliendo con los protocolos correspondientes. La comida no era muy exótica pero sí sabía muy bien, bastante aliño y los más variado eran los postres árabes que habían, era demasiados tipos para acordarme de todos, pero súper ricos todos. Y bueno siempre es un gustazo viajar con la gente de Chile ya que la mayoría de mis amigos viajaron conmigo así que por esa parte bacán, también tuve la oportunidad de ver amigos de otros países que no veía hace casi 1 año y medio, eso me dejó muy feliz.

 

USS: Cuáles son tus sueños deportivos a futuro?

J: Por ahora mis metas son participar en unos Juegos Panamericanos y también en olímpicos así que se está trabajando para esas instancias, pero por ahora no me gusta ver mucho a futuro, prefiero estar pensando en lo más cercano como participar en Panamericanos específicos de esgrima de la categoría Adulto y mundiales de la categoría adulta, ya después pensar más en eventos más masivos e importantes como lo son los Juegos Odesur, Juegos Panamericanos y, por supuesto, los Juegos Olímpicos.

 

USS: Cómo sientes que la USS te ha apoyado para desarrollarte como deportista?

J: Bueno, como la mayoría de la gente sabe, en Chile el apoyo al deporte es muy bajo y si lo comparamos con USA el deporte en las universidades acá es casi nulo comparado con el apoyo que se les da allá, pero con la USS estoy encantado con la oportunidad que le dan a deportistas y sobre todo que apoyan los deportes no tan comunes porque hay otras universidades que si eres de un deporte que la universidad no tiene un equipo, los beneficios son casi nulos. Entonces, la verdad estoy bastante alegre de haber llegado a la USS, aparte ya con este primer viaje durante mi etapa universitaria, la gestión del área de deportes para que pudiera irme tranquilo y preocuparme por las evaluaciones a la vuelta es el apoyo crucial que se necesita así que en ese sentido estoy muy contento. También con la sesión de fotos para publicarnos en redes sociales y qué la gente nos conozca, súper bacán, hace unos días tuvimos una reunión de todos los becados y era en parte para saber cómo vamos con todo y ese tipo de preocupación también se aprecia mucho. También la cantidad de apoyo con charlas de Nutrición, prevención de lesiones y una infinidad de cosas de ese estilo es algo que no he visto en otras instituciones. Así que si pudiese recomendarle a algún compañero que quiera estudiar una carrera y que ande buscando el apoyo para seguir con el deporte y al mismo tiempo estudiar sin duda le recomendaría la USS.